Origen

Este es un proyecto colaborativo de ciencia ciudadana que surgió en la Open Science I, dónde coincidimos los siguientes centros educativos: el Colegio Plurilingüe Alborada de Vigo, el IES David Buján de
Cambre y el Colegio La Inmaculada de Algeciras. Ante el serio problema de la contaminación del medio marino por plásticos, decidimos iniciar este proyecto de ciencia ciudadana marina para hacer un estudio comparativo de la salud de nuestras playas. En trabajos anteriores ya nos habíamos encontrado una gran cantidad de plásticos en la arena, fue ahí, donde nos hicimos la siguiente pregunta: ¿cúal será la cantidad de plásticos que hay y no podemos ver a simple vista?

 

Objetivos

Objetivo principal

Hacer un estudio comparativo del contenido de microplásticos en las playas analizadas en diferentes zonas geográficas.

Objetivos secundarios:

  • Trabajar en colaboración con alumnos de diferentes Centros de enseñanza de la geografía peninsular.
  • Analizar datos extraídos en diferentes épocas del año, en caso de Santa Cristina.
  • Consensuar un protocolo de muestreo en playa y análisis en laboratorio.
  • Observar y contabilizar los microplásticos en muestras de arena.
  • Realizar los cálculos para dar resultados de número del filamentos y poligonales por volumen de arena.
  • Comparar los resultados hallados en playas del litoral atlántico y mediterráneo.
  • Extraer conclusiones.

 

Hipóteisis

La playa constituye un depósito de microplásticos secundarios de diversa naturaleza química.

 

Metodología

Para llevar a cabo este estudio comparativo de los microplásticos, los centros implicados hemos acordado un protocolo común de muestreo en arena de playa y otro de análisis en laboratorio. En este último, observamos mediante lupa binocular de 20 aumentos las diferentes muestras de arena y contabilizamos las diferentes categorías de microplásticos: filamentos y poligonales. Los resultados los expresamos en unidades por volumen, tanto de arena sin compactar como compactada, para esto calculamos el factor de estiba de la arena.

 

Protocolo de muestreo en la playa

Nos situamos en la zona de arena seca o límite de pleamar en un día de
marea baja. Recorremos 200m a lo largo de la playa y distribuimos 5 grupos de
muestreo a una distancia equitativa de 50m a diferentes alturas en relación al agua del mar.

Acto seguido, seleccionamos un área de 1m2 y lo dividimos en 4 partes iguales, tomando (en nuestro caso con un vaso de yogur) 50ml de arena de un cuadrado, en otro 100ml y por último 150ml de otro (quedará uno vacío). El objetivo de este procedimiento es conseguir la mayor aleatoridad posible de muestreo. En total obtendremos 1500cm3 de arena.

 

 

 

 

 

 

 

Protocolo de análisis en el laboratorio

Colocamos los 1500cm3 de arena en una bandeja la cual dividimos
en 8 zonas. Extraemos 50 gramos de 5 zonas diferentes y
preparamos 10 observaciones de 0 ́5 gramos por cada zona (en
total 50 observaciones).

 

Resultados

Resultados de Santa Cristina en Marzo de 2019

Resultados de Santa Cristina en Septiembre de 2019

 

Conclusiones

Los resultados del estudio, de carácter preliminar, han permitido demostrar la presencia de microplásticos tanto en playas del litoral atlántico, como mediterráneo. Los microplásticos hallados en las playas analizadas son de origen antropogénico debido tanto a actividades pesqueras llevadas a cabo in situ o a otras actividades del propio en torno. La instalaciones portuarias de la Bahía de Algeciras hacen de obstáculo provocando una refracción de las corrientes marinas hacia zonas más profundas de la bahía, lo que reduce el transporte y sedimentación de microplásticos en esta zona del litoral mediterráneo. Este hecho junto a la baja actividad pesquera de la zona, puede ser el principal motivo por el que haya una menor abundancia de microplásticos que en las playas analizadas del litoral atlántico. La enorme cantidad de filamentos encontrados en las playas gallegas analizadas puede ser debido a la técnica de pesca de arrastre que utilizan y/o a las bateas de mejillones instaladas en estas costas. De ambas se desprenden gran cantidad de fragmentos de redes de pesca y cabos que terminan convirtiéndose en filamentos de microplásticos.

También, en cuanto a la playa de Santa Cristina, podemos observar una gran diferencia en los diferentes muestreos realizados: uno en verano y otro en invierno. En el primero se puede apreciar una gran cantidad de microplásticos, con una media de 10,5 por cada observación y una desviación standard de 5,973581293, la cual no nos ayuda a orientarnos. Por otro lado, en el segundo muestreo hayamos menos de la mitad de microplásticos que en el primero. La media de filamentos y poligonales por observación es de 4,6 y la desviación standard de 1,44278642. Esta vez si que nos  ayuda a orientarnos debido a que es mucho más reducida que la anterior. Esto creemos que se debe a las máquinas que remueven la arena en verano para aplanarla. Haciendo esto, consiguen que los microplásticos depositados en la superficie pasen a la profundidad. En invierno, como nadie remueve la arena, pensamos que  estos plásticos se acumulan en la superficie. Para comprobar esta hipótesis, en próximos muestreos de verano utilizaremos unos recipientes más largos para extraer arena que se encuentre a más profundidad y analizarla.

 

Agradecimientos:

Al Colegio Plurilingüe Alborada de Vigo, al IES David Buján de Cambre y al Colegio La Inmaculada de Algeciras, a nuestros profesores Alberto García, Nuria Muñoz, Jose Viñas, al Dr. Andrés Cózar y su equipo de investigadoras de la UCA, a la profesora Ana Villaescusa, al profesor Carlos Veneroni, a The Nautilus Project, a Diverciencia y a Open Science.